sábado, 24 de septiembre de 2011

AniFest 2

El 1 y 2 de octubre de 2011 llega al Distrito Federal la segunda edición de AniFest, suerte de festival cinematográfico especializado en anime, acompañado de una selección de cinco largometrajes que representan la vanguardia estética y narrativa de la animación japonesa contemporánea. Nutridos aficionados así como público en general tendrán la oportunidad de presenciar en pantalla grande cintas de directores consagrados como Hayao Miyazaki (El viaje de Chihiro, El Castillo Ambulante), Hideaki Anno (The end of Evangelion), o el reciente fallecido Satoshi Kon (Perfect Blue); además de talento joven dispuesto a superar el horizonte trazado por verdaderos maestros del género, el caso de Mamoru Hosoda (La chica que saltaba a través del tiempo).







La escasa distribución que el anime padece en México, a pesar de la inobjetable popularidad que goza a nivel internacional, obliga a los entusiastas nacionales a recurrir a las plataformas multimedia para satisfacer la demanda que los circuitos comerciales no han sabido explotar. El monitor de computadora se ha convertido en la ventana al universo audiovisual, a pesar de sus desventajas e incomodidades en comparación con la pantalla de cine. Por tanto, la difusión por medio de festivales emergentes como AniFest representan pilares fundamentales para confirmar la transformación de las audiencias del siglo XXI, no tan masivas pero igualmente exigentes.

La experiencia previa sugiere que las proyecciones optarán por el formato digital, tal vez Ponyo (El secreto del sirenita) que sí contó con distribución oficial (Zima Entertainment), engalane la proyección con 35mm, además, los organizadores confirman que en esta edición prestaron sumo cuidado a la ortografía de los subtítulos, lo que incrementa el valor agregado de un festival novel pero que busca reconocimiento con el transcurso del tiempo.

El ciclo inicia en el Cinemex Real desde las 11:00 horas, con breves pausas entre funciones tan sólo para desocupar y reingresar a la sala. Habrá trato preferente para todo aquel que abone para las cinco películas, sin embargo, el acceso para quienes las elijan cintas individuales está garantizado. La preventa de boletos inició desde el 21 de septiembre por lo que se recomienda adquirirlos cuanto antes si  no quieren perderse la oportunidad única de disfrutar anime como se debe: ¡en pantalla grande!

A continuación el listado de películas que conforman el AniFest 2:

11:00 AM - Ponyo





Décimo trabajo de Hayao Miyazaki como director, noveno bajo la producción de Studio Ghibli. Narra la historia de Ponyo, una niña-pez que desea experimentar el mundo de los humanos a pesar de la negativa por parte de su padre Fujimoto, quien se encarga de proteger el equilibrio marino de la contaminación humana. Pronto la determinación de Ponyo se impone y consigue aproximarse a la superficie donde conoce a Sasuke, niño de 5 años cuyo hogar se encuentra a orillas de un acantilado. La relación entre Ponyo y Sasuke pondrá a prueba su amistad así como el vinculo, tal vez quebrantado, entre el ser humano y el mar.

Ponyo, el secreto de la sirenita, Director: Hayao Miyazaki; Guión: Hayao Miyazaki; Director de fotografía: Atsushi Okui; Director de animación: Katsuya Kondo; Director de arte: Noboru Yoshida, Música: Joe Hisaishi; Productor: Toshio Suzuki; Edición: Takeshi Seyama; Studio Ghibli, Japón, 2008, 101 minutos.

01:00 PM - Summer Wars





La red de redes ya no asusta, pero al principio vaya que lo hizo. Si nos remontamos a finales del siglo XX nada como Serial Experiments Lain para representar aquel concepto (Internet) hasta ese entonces turbio, abstracto. La trama invitaba a un espacio virtual en el que se desenvolvían los pactos más oscuros, la subversión más extrema. Al compás, Matrix ayudó a despejar el panorama advirtiendo que el mundo como lo conocimos nunca sería el mismo. Entonces, con la irrupción de las redes sociales en nuestras
vidas hace poco más de un lustro, lo simplificaron todo y fertilizaron el terreno para que una película como Summer Wars triunfara.

Kenji Koiso, estudiante de secundaria y genio matemático, no figura como el típico protagonista de una aventura veraniega, sus planes para las vacaciones se limitan a mantener de medio tiempo el código fuente de la comunidad virtual OZ, donde es posible aprender, divertirse, ligar y montar negocios entre personas de todo el mundo. Sin embargo, la urgencia de Natsuki Shinohara, la chica más popular del colegio, por conseguir un "novio temporal" y cumplir una promesa pactada con su abuela, transforma el empleo de Kenji en un viaje exprés hasta Nagano, muy lejos del mundo informático, o al menos así lo piensa.

El talento de Mamoru Hosoda como director ha provocado, de manera muy apresurada, considerarlo como el heredero natural de Hayao Miyazaki. La crítica recibió con beneplácito su trabajo anterior "La chica que saltaba a través del tiempo" (que formo parte del primer AniFest), y ahora con Summer Wars no ha hecho más que consagrarlo. Heredero o no, Hosoda observa con reserva el discurso fatalista de Miyazaki respecto al uso de la tecnología en la vida cotidiana, no la absuelve de toda critica pero la define como necesaria e inevitable, tanto que lo refleja en la premisa de la película: la tecnología no aísla a las personas ni desintegra familias.

Summer Wars, Director: Mamoru Hosoda; Guión: Mamoru Hosoda; Director de fotografía: Yukihiro Matsumoto; Director de animación: Tatsuzou Nishida; Director de arte: Youji Takeshige; Música: Akihiko Matsumoto; Productor: Nozomu Takahashi, Takafumi Watanabe; Edición: Shigeru Nishiyama; Mad House Studios, Kadokawa Shoten, Japón, 2009, 114 minutos.

03:00 PM - The Disappearance of Haruhi Suzumiya





Junto con Rebuilt Evangelion 2.22 acaso la cinta que sólo el círculo otaku apreciará con plenitud y en consecuencia requiere vasta referencia previa. En la primavera de 2006, Kyoto Animation adaptó en serie animada "La melancolía de Suzumiya Haruhi" primera de diez novelas ligeras publicadas por el escritor Nagaru Tonigawa, en las que da cuenta del excéntrico comportamiento de Haruhi, estudiante de preparatoria inconforme el mundo y en constante búsqueda de aliens, viajeros en el tiempo y derivados a través de la brigada SOS, club escolar cuya misión es "salvar el mundo con una sobredosis de diversión: Brigada de Suzumiya Haruhi".

El rotundo éxito de la serie marcó un hito de tal magnitud que impulsó el género de ciencia ficción de vuelta a los primeros planos, gracias a una inquietante trama que en efecto involucra viajes en el tiempo, alienígenas y seres paranormales. Es a través de Kyon, su compañero de clase, que el público logra internarse en la psicología de la heroína en turno, sin embargo, a pesar de conseguir un grado de empatía que en principio parecía imposible, surgen interrogantes que sugieren la posibilidad de que las fantasías de Suzumiya Haruhi trasciendan el plano imaginario y afecten el espacio que comúnmente llamamos realidad.
La desaparición de Haruhi Suzumiya aborda el contenido de la cuarta novela, situada entre el 16 y 24 de diciembre, previo a celebración navideña particular de la Brigada SOS. Kyon nota que el comportamientos de sus compañeros es todavía más extraño de lo habitual, no obstante, el pánico lo vence cuando se percata que nadie a excepción de él recuerda haber conocido a una estudiante llamada Haruhi. El caso es que Kyon se encuentra inmerso en una distorsión espacio-tiempo y la única pista para solucionarlo es un separador dejado por Yuki Nagato vinculado a un programa informático, mismo que le demandará un requisito indispensable para restaurar todo a la normalidad: ser honesto consigo mismo.

The Disappearance of Haruhi Suzumiya, Director: Yasuhiro Takemoto; Guión: Tatsuya Hishihara, Touko Takao, Yasuhiro Takemoto; Director de Fotografía: Ryuuta Nakagami; Director de animación: Chiyoko Ueno, Hiroyuki Takahashi, et. al.; Director de arte: Seiki Tamura; Música: Satoru Kousaki; Productor: Atsushi Itou, Hideaki Hatta; Edición: Kengo Shigemura; Kyoto Animation, Kadokawa Shoten, Japón, 2010, 163 minutos.

06:00 PM - Paprika





Una de las mentes creativas más brillantes en el universo anime se apagó el 24 de agosto de 2010. No es que la capacidad de asombro se haya esfumado junto con la partida de Satoshi Kon (1963-2010), pero pasará un buen rato hasta que surja otro director capaz de llevar al límite las posibilidades visuales y narrativas que la animación ofrece. El cine de Kon es real, ocurre; cada toma escena y secuencia proyectada en la pantalla transpiran un realismo sustancial gracias al diseño de personajes que se alejan del convencionalismo que manuales técnicos impracticables señalan como característico del anime japonés, a saber: la desproporción facial con ojos enormes, cabello erizado, nariz y boca diminutos.

¡El reino de los sueños corre peligro! El DC Mini, máquina experimental capaz de almacenar en video los sueños de las personas, ha sido robada. La doctora Atsuko Chiba, quien brinda terapia psiquiátrica bajo la identidad de Paprika, emprende junto al doctor Kosaku Tokita una búsqueda incasable para dar con el responsable. Se una a tan arriesgada empresa el policía investigador Konakawa Toshimi, paciente habitual de Paprika debido a la terrible angustia ocasionada por sueño que le recuerda un caso sin resolver. Durante la investigación, cada personaje se cuestionará sobre el rumbo de sus vidas, a la vez reconociendo que la incógnita ante su futuro inmediato depende en gran medida de saldar cuentas pendientes con su pasado.

Paprika, Director: Satoshi Kon; Guión: Satoshi Kon, Director de animación: Masashi Ando; Director de fotografía: Michiya Katou; Direción de arte: Nobutaka Ike; Música: Susumu Hirasawa; Producción ejecutiva: Jungo Murata, Masao Takiyama; Edición: Takeshi Seyama; Madhouse Studios, Sony Pictures Entertainmet, Japón, 2006, 86 minutos.

08:00 PM - Evangelion: 2.22 You Can (Not) Advance





Segunda de cuatro partes acerca de la reconstrucción fílmica que Hideaki Anno puso en marcha en el 2007 con el estreno de Evangelion 1.0 You are (not) alone. La obra de culto que marcó generaciones enteras es sometida al escrutinio de su creador, aliviado (según parece) de la severa depresión que lo orilló a crear Neon Genesis Evangelion en 1995. Doce años más tarde, el mensaje que intenta transmitir es quizá más alentador, no por ello banal y desarticulado. Tampoco es la primera vez que la serie sufre modificaciones por capricho de Hideaki, existe una versión renewal así como un director´s cut de la película The end of Evangelion que, para 1997, sellaba supuestamente la épica existencialista previa al nuevo milenio.

En esta segunda entrega, se incorpora a la saga un personaje femenino inédito: Mari Illustrious Makinami, piloto de la unidad provisional 05 y reemplazo directo del Evangelion 02, comandado a su vez por Shikinami Asuka Langley. Con la incorporación de dichos personajes, aliados con Shinji Ikari y Rei Ayanami, el cuarteto se dispone a enfrentar la amenaza divina de los Ángeles, cuya misión primordial es la aniquilación de la raza humana. En tanto, el plan de complementación humana sigue su marcha y las afrentas conspiratorias entre SEELE y NERV aumentan de intensidad a tal grado que a ruptura entre ambas organizaciones pende de un hilo muy frágil.

Evangelion 2.22: You can (not) advance, Director: Hideaki Anno, Kazuya Tsurumaki, Guión: Hideaki Anno; Director de animación: Atsushi Okuda, Hidenori Matsubara, et. al.; Director de fotografía: Toru Fukushi; Director de arte: Hiroshi Kato, Tatsuya Koshida; Música: Shiro Sagisu; Edición: Hirofumi Okuda; Studio Khara, Nikkatsu Corporation, Japón, 2009, 108 minutos

sábado, 17 de septiembre de 2011

¡X Japan en México!

Legendario. Lo único que impide que el concierto en México de la banda japonesa X Japan acceda a la inmortalidad es el tiempo. Mañana domingo 18 de septiembre de 2011, cuando los primeros acordes impregnen cada rincón del Circo Volador en la Cd. de México, la Historia grabará con letras de oro un evento que para miles de personas significa, cuando menos, un sueño hecho realidad. La euforia de fanáticos empedernidos comenzó hacia finales del mes de abril, cuando @YoshikiOfficial el líder de la agrupación confirmó, a través de su cuenta en Twitter, una escala de su gira mundial en México. La respuesta no se hizo esperar y en tan sólo dos meses las localidades se agotaron.




Ha transcurrido más de una década desde que insipientes clubes y asociaciones intentaban impulsar la expansión de grupos japoneses en México y Latinoamérica, con magros resultados pero manteniendo la llama de la esperanza ardiendo. La trascendencia de que X Japan visite por fin tierra azteca radica en la disipación de fraudes, mitos y especulaciones en torno a un deseo que con base en paciencia y perseverancia hoy rinde frutos y ¡de qué manera! Lejos quedan las incómodas reacciones de aquellos que se iban de espaldas cuando alguien les confesaba su gusto por la música japonesa, una época cuando Japón todavía cargaba con los ahora románticos y ridículos adjetivos "del lejano y exótico oriente". La acelerada revolución en telecomunicaciones hace que la vieja guardia aficionada a X Japan mire con nostalgia su discografía incompleta e importada de Taiwan, o el casete mal grabado de 8 tracks que circulaba de mano en mano. Todos ellos están a punto de vivirlos, de escucharlos en carne propia.

Inferir el modo o la forma del primer acercamiento a X Japan es una travesía de posibilidades infinitas, sin embargo, es innegable que la popularidad del anime entre grupos cada vez más nutridos de personas fue un factor determinante. Me refiero sobre todo a X/1999 de CLAMP, acaso un clásico contemporáneo, fiel ejemplo de las narrativas que occidente nunca supo o pudo ofrecer, y uno de tantos bastiones que abrieron terreno al denominado J-weave en todo el mundo. Quienes disfrutaron de ella en las proyecciones públicas del MUCA y el Museo Carrillo Gill en el D.F. hace mucho, mucho tiempo, saben a lo que me refiero.




Cardíacas las horas previas, ninguna angustia es más grande que la satisfacción de hacer un sueño realidad, de vivir un momento tantas veces reconstruido por fantasías insatisfechas, pero consuelo al fin de lo virtualmente imposible. Derrumben el recinto con estruendosa voz porque el evento así lo demanda y desahoguen el grito opaco que habitó el interior de sus entrañas desde tiempos inmemoriales: ¡Ahora es cuándo! ¡We are X!