lunes, 20 de septiembre de 2010

Chala Head Chala en Décadas

Seamos sinceros: toda aquella audiencia acostumbrada a la vanguardia en cuanto a contenidos audiovisuales, televisión en este caso, ni por asomo pudo resistir más allá de la introducción de Décadas, la nueva apuesta dominical de Televisa que recurre a la nostalgia musical para recordarnos aquella premisa tan sonada, apropiada para los momentos aciagos que sacuden a México, que todo tiempo pasado fue mejor.

Sin embargo, la regresión temporal no se limitó al repertorio musical, sino que infectó el formato, además del guión y la conducción —tan propios del siglo XX— lo que de inmediato contradijo la premisa anterior y afianzaron en las nuevas generaciones, prosumidoras de los nuevos medios (videojuegos, Web 2.0, redes sociales, telefonía celular), que todo tiempo pasado... ¡aburre!

En verdad, si no fuera por un suceso completamente atípico, Décadas no tendría razón de ser mencionada en este espacio. Alrededor de las 9:00 PM de ayer domingo, saltó al escenario Ricardo Silva, un completo desconocido para los asistentes quienes añoraron durante la velada que un clon de Raúl Velasco tomara por asalto la conducción del musical. Fue entonces cuando el interprete se valió de algunas escenas del opening de Dragon Ball Z para que los asistentes, todavía no muy convencidos, se orientaran un poco.



No obstante la energía y vigor mostrados por Ricardo Silva, el público se limitó al protocolo de ponerse de pie y aplaudir sin ton ni son. El verdadero impacto surgió tiempo después, en la Internet, sitio habitado desde hace tiempo por el target natural para tales acordes, en vez de la televisión. El microblogging a través de Twitter hizo lo suyo al colocar como Trending Topic el título de la canción Chala Head Chala, originalmente interpretada por el anisinger Hironobu Kageyama.

Desde entonces, la espora se esparció en virtualía, terreno fértil del universo otaku, que a través de YouTube, la red social de video por excelencia, dio cuenta del hecho apenas unas horas después de haber sido transmitido en vivo. Porque esa es otra, estoy convencido de que la comunidad otaku es lo suficientemente inteligente para evitar chorradas como Décadas y producciones similares. Además, también estoy seguro que un 95% se enteró, al igual que un servidor, a través de Twitter y lo experimentamos en el tubo: On line derrota de nueva cuenta al in live.

Tan arcano se antoja el formato de Décadas que a las 9:02 PM, Adal Ramones sugiere que es tiempo de que los pequeños del hogar se vayan a dormir. ¡Tal y como lo escuchan!, manda a dormir a Les enfants terribles del nuevo milenio por medio de una melodía insulsa, interpretada por un peluche insulso. Nada más faltó un dueto con Topo Gigio para rematar una transmisión digna de los anaqueles videográficos de 1980.

Si esperan enganchar al círculo otaku con presentaciones intermitentes de anime de antaño, (Remi, Heidi, Perrine, Candy Candy), sepan que la mayoría optará por la colaboración de algún mártir de la causa que decida colgarlo en YouTube, que aguardar pasivamente, cual estoico masoquista, otro momento atípico.