sábado, 31 de octubre de 2009

Aoi Bungaku - Literatura Azul

"Si pudiera renacer, desearía vivir más como un ser humano"

Nada que objetar: con argumentos basados en seis obras clásicas de la literatura japonesa contemporánea; diseño de personajes a cargo de ilustradores y mangakas reconocidos, tales como Takeshi Obata (Death Note), Tite Kubo (Bleach), Takeshi Konomi (Prince of Tenis); además de un estudio consagrado como lo es Madhouse (obligado en cada película de Satoshi Kon), de Aoi Bungaku se puede esperar cualquier cosa, menos duda de acercarse a ella con el temor de salir decepcionados.


Con su estreno tardío, no tanto como esta reseña, justo a la mitad del mes de octubre concluyó la desesperanza por hallar un título que revitalizara el concepto de animación japonesa como medio artístico, más allá de las reglas del mercado que orillan a explotar el fan service hasta niveles ciertamente obscenos, con la crisis económica no es para menos, pero todo en exceso es vicio.

El compendio de adaptaciones inició con Ningen Shikkaku (Indigno de ser humano), del escritor Osamu Dazai (1909-1948). Descendiente de una opulenta familia de terratenientes y décimo de once hijos, Dazai creció entre las atenciones de la servidumbre, apenas con distingo y aprecio por parte de sus familiares más directos. Esta situación poco alentadora propicio su interés por la literatura como un medio de refugio, sin embargo, su talento con las letras no evitó que su vida personal se convirtiera en un completo desastre, apenas matizado después de su boda con Michiko Ishihara, pero incrementado después de la Segunda Guerra Mundial.

En el caso de Shayo (1947) y Ningen Shikkaku (1948), sus novelas más representativas, se aprecia la influencia occidental en su estilo narrativo, sobre todo de Fiódor Dostoyevski, considerado uno de los escritores más grandes de la literatura rusa y universal. Gran parte de la obra literaria de Dazai contiene referencias autobiográficas, como la relación distante con su familia, la incapacidad de adaptarse en la sociedad y su obsesión con la muerte a través del suicidio.

Sinopsis
"Mi vida fue tan vergonzosa. Para mí, me fue imposible comprender la forma de vivir de un ser humano". Es así como Oba Youzou se refiere a sí mismo en torno a un mundo desconocido, toda vez que resuelve la incomprensión mutua hacia la sociedad humana con la conclusión de que él no es humano sino un demonio, y como tal, debe desaparecer de la faz de la tierra. Incapaz de mostrar sus verdaderos sentimientos, el demonio vividor, estafador e incluso asesino, aprendió a disimularlos, a fingirlos; mostrándose ante los demás con máscaras (dialéctica de la soledad) que le permitieron más o menos encajar en el engrane social.

Sin embargo, todo llega a un límite cuando Youzou no puede contener por más tiempo su verdadera identidad acaso confinada en un cuerpo que jamás le ha pertenecido. Es momento de terminar con todo y es así como inicia la ruta de despedida. Sus constantes fracasos por conseguirlo, ¿mencioné que no tiene ningún talento?, provoca que más mujeres se involucren en su torbellino autodestructivo.


Comentario
Con dirección, fotografía y música destacadas, así como algunas secuencias dramáticas para ponerse de pie, Ningen Shikkaku inaugura de la mejor manera un banquete visual inédito, mucho mejor logrado que el intento más reciente de adaptación literaria con Genji Monogatari a principios de año. Con tres episodios emitidos, las restantes novelas prometen comportarse a la altura de la serie antológica, cada una por supuesto, enriquecida con la esencia de escritores con talento comprobado, tanto como para considerarlos clásicos contemporáneos.

Otro buen ejemplo de cómo es posible incentivar la lectura a través de productos audiovisuales, tantas veces señalados como la principal causa de atrofio mental y distanciamiento de conceptos culturales, si nos atenemos a la visión de la Teoría Crítica sobre alta y baja cultura, claro está. ¡Una serie que no puede faltar en la agenda de esta temporada!

martes, 20 de octubre de 2009

#InternetNecesario

Hoy fue uno de esos días en los que se demuestra que otro mundo es posible, y que por desgracia no figura en el mundo real sino en el virtual. La corrupción e ineptitud de quienes gobiernan México, sin esfuerzo alguno, han conseguido hundir a la nación a un punto sin retorno, a un rezago de por lo menos veinte años en todos los ámbitos que podamos imaginarnos: educación, empleo, seguridad, y un interminable etcétera.

Justo ahora se discute la posibilidad de gravar con un 4% a las telecomunicaciones (TV por cable, telefonía móvil e Internet); la calidad de estos servicios dejan mucho que desear, todavía peor si los comparamos con los estándares internacionales. En Twitter, el sistema de microblogging, se ha lanzado la campaña civil en contra de la iniciativa retrógrada propuesta por el gobierno federal, (¿por qué no me sorprende?), en su desesperado intento por recaudar fondos para medio sobrevivir el año entrante.

Eso sí, mientras los explotados trabajadores aguantan la pesada loza con un 28% de Impuesto Sobre la Renta (sí, en México se paga impuesto por trabajar), con miras a un aumento hasta el 30%, las grandes mafias de empresarios, que facturan en miles de millones al año no llegan ni al 2% en contribución al erario público. Así entonces, la cereza del pastel es el cinismo del duopolio televiso que busca perpetuar sus privilegios al lanzar campañas de opinión pública con el fin de adormecer a la población. ¡Que asco!

¡Click en la imagen para agrandar el desastre!

Para aderezar mi enfurecimiento, ¿qué tal una infografía para ilustrar el rezago en el que nos encontramos?. Es de esos pictogramas que me hacen añorar la tierra del sol naciente, el futuro afrontado sin miedo ni vicios cavernarios. Para unirse a la rebelión, twitear con la etiqueta #InternetNecesario. Por cierto, hoy por la noche en mi agenda de televisión, Jacaranda Correa en el programa El Rotativo de Canal 22, dio cobertura a la iniciativa en línea de DHP: dejemos de hacernos pendejos, ¡la verdad es que ya es hora!

lunes, 19 de octubre de 2009

El Diablo en Marge Simpson

¿Cómo explicar que las fotografías de la matriarca Simpson en Playboy se conviertan en las más buscadas en Internet? Algo debe estar ocurriendo en occidente para que el icono de las publicaciones para caballeros, so pretexto del 20 aniversario de la serie amarilla por excelencia, motive su portada del mes de noviembre con Marge Simpson como (casi) nunca la habíamos visto.



No sé si la revista llegue a un récord histórico de ventas, ¡de descargas ilegales seguro!, pero al menos logró posicionarse como un hito en la nota de curiosidades en tabloides y noticiarios. Una vez que los pictogramas se filtraron en la red de redes, algunas voces de decepción no se hicieron esperar; con lo que se puede ver en hoy en día, las imágenes se quedan en el dominio del softcore, incluso en la propia serie animada hemos sido testigos de escenas más comprometedoras, aún si consideramos que Playboy no suele perder la etiqueta en el mercado del entretenimiento para adultos.

De lleno con las páginas intermedias de la edición de colección (sólo por la portada), la locación de la sesión fotográfica no fue el sótano de la casa, sino más bien una cabaña que nos hace recordar la poco afortunada versión cinematográfica, cuando las pericias de Homero y compañía los arrastran hasta Alaska. Entre el calzado y la lencería no figura ninguna marca reconocida de la moda o la industria del vestido, poco ingenio en ese aspecto apenas compensado con las rosquillas y cerveza, sus principales competidores por atraer la atención de Homero J. Simpson.

La edición incluye una entrevista también ficticia, tópicos de interés general entre los que destacan las reacciones familiares sobre su decisión de posar en ropa íntima, el secreto de un matrimonio feliz, de una vida sexual placentera y el destino de las regalías que obtuvo por la exclusiva. Al final se anuncia que el próximo 15 de noviembre, la cadena Fox transmitirá el episodio titulado "The devil wears nada", en alusión a la película El diablo viste a la moda, A.K.A. The devil wears Prada, ya saben que las traducciones para América Latina suelen ser maravillosas. (Nótese el sarcasmo).


¿Lo grave de esta edición para coleccionistas? Que la Playmate del mes en turno, Kelley Thompson, vivirá opacada por la sombra de un dibujo animado ¡Qué contrariedad! Ya puede buscarse un psicoanalista para los próximos diez años.

jueves, 8 de octubre de 2009

The Book of Bantorra

Arrancó el estreno de las series de anime para este otoño, aunque nutridas y variadas no por ello trascendentes. Hasta ahora, algo pronto para emitir un juicio final, el carrusel de opciones cotiza por de bajo de un promedio aceptable. Con apenas unos trailers y premisas básicas, la elección de un título específico se convierte precisamente en una ruleta rusa.

Suficiente resultó el caso particular de The Book of Bantorra, en donde las almas de los humanos muertos quedan fosilizadas en libros, el registro de toda una vida se confina en una suerte de tabloide rocoso, administrado y protegido por los miembros de la Armada de Bibliotecarios, entre los que destaca Hamyuttsu Meseta (Hamutz Meseta) como la más poderosa de todos ellos.

Opening: Datengoku Sensen, interpretado por Ali Project

El enemigo en turno es la Iglesia Shindeki, que se caracteriza por menospreciar al ser humano al utilizarlo como simple carne de cañón, literalmente, ya que el primer capítulo expone fuegos artificiales que destellan tejido humano en vez de atractivos colores. El punto nodal del asunto recae en Koria Tonisu (Colio Tonies), un chico cuyo registro de vida ha sido completamente borrado y cuenta únicamente con una orden precisa: matar a Hamutz Meseta.

Si sumamos todos los elementos que conforman el principio de esta serie, llámese discurso audiovisual, es posible deducir el concepto propuesto que la misma Halmutz Meseta resume en unas cuantas líneas argumentales: - "El pasado brilla aún más radiante que el presente. ¿No es por eso que estamos aquí?" Resulta lógico el detalle arquitectónico, ecléctico, donde resaltan los estilos neoclásico, gótico y barroco; la piedra como material predilecto, lo que brinda un aire medieval aun cuando no se define una línea temporal respecto a la nuestra. En resumen, esto trata de paleontología, con una pizca de magia, efectos especiales y humanismo.

Ending: Light of Dawn, interpreta Annabel

Este voto de confianza hacia la humanidad invita a reescribir la Historia, así con mayúscula, para reconocer su estatus de Ciencia Social (la memoria borrada de Colio Tonies no es casualidad). Mención aparte del enredado inicio, algo propio de S.E. Lain que de verdad no ayuda a la fluidez de los hechos, y más de uno claudicará en el vano intento por descifrar el rompecabezas argumental. Sirva entonces esta reseña introductoria para invitar al usuario ávido de contenidos alejados del lugar común, aunque en ello se disuelvan algunas expectativas por lo alternativo y experimental, que la obra no pinta para un cañonazo épico, mucho menos comercial.

Si The Book of Bantorra logra mantener a flote un hilo narrativo coherente, que a fin de cuentas es de lo que se trata, de contar historias, puede que sobreviva al rechazo y en el mejor de los casos al olvido, antes de que los ventarrones invernales azoten los vitrales de la temporada siguiente. No estoy seguro de recomendarla ampliamente, pero si la calidad de otoño no levanta antes de la primer quincena de octubre, será una buena opción para desconsolados.

sábado, 3 de octubre de 2009

Transitio MX 03: Autonomías del desacuerdo

Hoy por la noche iniciaron en el Laboratorio Arte Alameda las actividades correspondientes al Tercer Festival Internacional de Artes Electrónicas y Video, Transitio_mx, con el eje central de la apropiación tecnológica como un valor de (des)acuerdo y diálogo frontal ante el proceso de globalización, que tiende a disolver el entorno local y a homogeneizar el quehacer artístico-cultural.


La autonomía expresa mediante el desacuerdo, puntos de vista tan diversos que coloca en tela de juicio la monotonía unilateral discursiva, propia del análisis clásico del fenómeno global. En contra parte, se aprecia una paradoja tan marcada como necesaria para que el motor del diálogo y la disertación obtenga un espació válido, legítimo, en el acontecer posmoderno, toda vez que el terreno para su desarrollo surge en un ámbito donde los países se conectan por medio de redes comerciales, informáticas y tecnológicas.

Más que una apropiación distingo una re-apropiación tecnológica. Los habitantes de la aldea global consumen necesariamente los recursos tecnológicos para su bienestar, y lo hacen de la forma convencional, apegada a los lineamientos bajo los cuales fueron concebidos. El artista digital, en cambio, advierte en estos recursos opciones de expresión y desacuerdo viables incluso si el uso de los mismos no corresponden con la reglas tradicionales de consumo y apropiación.


La revolución digital radica en la manipulación de medios hasta hace algunas décadas en manos de unos cuantos y hoy en manos de unos muchos. La cuasi democracia de los medios de comunicación y tecnologías de la información (hay más teléfonos celulares en Manhattan que en toda el África negra) invitan a redefinir la correlación de conceptos como global versus local; inmiscuirse en las raíces de nacionalismo e identidad en un contexto histórico que hasta hace poco se consideraba ciencia ficción: "En el futuro próximo redes corporativas llegan a las estrellas, los electrones y la luz fluyen por todo el universo. No obstante, los adelantos de la informática aún no han acabado con las naciones y los grupos étnicos." He aquí la infinita paradoja a la que me refiero. El epígrafe de Ghot in the Shell nunca había sido tan actual.

Los desacuerdos inaugurados: Dense Local y Del insilio al exilio. Somos todos extranjeros, permanecerán en exposición hasta el sábado 10 de octubre, con programación continua de acuerdo a los horarios previamente establecidos. Las sedes de Transitio_mx además del Laboratorio Arte Alameda, abarcan el Centro Nacional de las Artes, la Fonoteca Nacional, y la Universidad Iberoamericana. Todas ellas con distintas actividades entre clínicas y talleres, simposio, foros y muestra internacional.

Autonomías del desacuerdo, del 1 al 11 de octubre, Ciudad de México, 2009.

viernes, 2 de octubre de 2009

Black★Rock Shooter – Piloto

Black Rock Shooter, creación del ilustrador Huke e inspirada en la ídolo virtual Hatsune Miko del sintetizador Vocaloid de la Yamaha, ha dado el salto al anime de la mejor manera. Apenas el 30 de septiembre salió a la venta la animación piloto del proyecto y el éxito de ventas ha sido contundente ¿Qué podemos esperar con la obra terminada? Habían circulado las versiones camrip apenas aceptables, pero como prefiero calidad antes que premisas apresuradas, la fuente DVD se comporta a la altura de las circunstancias.


El staff está compuesto por nombres que se han consolidado en los últimos años, tal es el caso de Shinobu Yoshioka (Suzumiya Haruhi) en el cargo de director; Daisuke Matsuo (Kannagi) en el diseño de personajes y Yutaka Yamamoto como supervisor. Podríamos catalogar a la tropa como KyoAni en el exilio, pero más bien se trata del estudio Ordet, fundado por el propio Yamakan después de su renuncia de Kyoto Animation. La música, parte fundamental incluso más importante que la propia animación corre por cuenta del compositor Ryo, integrante de la banda Supercell, emanada del submundo amateur a.k.a. Dojin Music.



No olvidemos que en su condición de piloto, el producto final puede mejorar al 100%, insisto sobre la música que unos arreglos extra no le caerían nada mal, considerando que la intención profesional del asunto así lo demanda. Todavía no hay nada concreto, pero se espera una versión animada completa, ya sea OVA o serie de TV para la primavera del próximo año.