lunes, 31 de agosto de 2009

Miku Fes 2009

El segundo aniversario del nacimiento de Hatsune Miku, la idol virtual de J-pop que convoca multitudes en la Red, coincide con mi lectura de Idoru, de William Gibson, escritor de ciencia ficción al que se le atribuyen los términos de cyberpunk y ciberespacio. Empecé a navegar en las páginas de la novela una vez que me enteré que en el Animelo 2009 (22 y 23 de agosto), Miku interpretaría algunos de sus éxitos sintetizados. Ante la duda y expectativa de cómo se llevaría a cabo tal acontecimiento recurrí a la bibliografía a propósito de ídolos virtuales y fue así como llegué hasta Gibson.

Click! para ir al sitio oficial

Si comparamos las descripciones de la novela con lo sucedido en Japón durante los últimos 15 días, resulta complicado diferenciar los estados temporales entre el presente y futuro, no obstante la relatividad de tiempo - espacio. En una época de vertiginoso cambio y hundimiento de esquemas económicos, hasta hace unas décadas encumbradas por especialistas en materia, acaso el territorio virtual se vuelve cada vez más atractivo y cómodo ante la adversa realidad que nos aqueja y nos distancia por completo de un horizonte de certero bienestar.

Por cambios me refiero a la industria musical, sórdida millonaria que se ha negado a ceder un poco del terreno obtenido gracias al monopolio de los medios de producción sonora. Hoy, los grandes estudios de grabación no intimidan a la alcoba equipada con apenas una laptop, software y utilería diversa. Pero quien merece todo el reconocimiento es el talento, nato o aprendido, sin el cual la soberbia y la modestia de editar audio pasan a segundo término. La calidad prevalece por sobre cualquier recurso técnico.

Por hundimiento no hace falta más que revisar la sección financiera y asistir al desencanto neoliberal capitalista, que a pesar de internarse en terapia intensiva, reclama un rescate inmediato que lo coloque, otra vez, en la cima de la arrogancia a pesar de un desastre ecológico provocado por la filosofía de constante crecimiento a expensas de los recursos naturales, limitados desde su naturaleza misma. Naomi Klein al respecto.


Para beneplácito de los fetichistas patológicos del techno con déficit social, eufemismo propuesto por Gibson para referirse a los Otaku, el Primer Sonido del Futuro recorre el espacio vasto e infinito de la super autopista de la información. Y éste sonido es apropiado y modificado por los fanáticos que expresan públicamente su admiración con montajes audiovisuales, disponibles on line y abiertos al diálogo con el fin de satisfacer la figura narcisista propia de la condición posmoderna.

Los ídolos artificiales llevan un largo recorrido en los discursos audiovisuales. A continuación un breve recuento personal de mis experiencias previas con la idolatría virtual:

Sharon Apple/Macross Plus (1994): Holograma producto de un sistema computacional, incompleto ya que obtiene sentimientos y emociones de la humana Myung Fang Lone, quien es conectada a la computadora Apple para complementar la proyección holográfica de Sharon. Existe la posibilidad de agregarle un chip que le permita obtener independencia, algo a lo que Fang Lone se opone severamente.

Kyoko Date/ (1996): Considerada la primera cyber idol o virtual idol. Lanzada al estrellato por la agencia Hori Production, Kyoko se posicionó como toda una revolución en el sudeste asiático. Saturó portadas de revista, programas de radio y televisión. Fue víctima de la burbuja especuladora de las empresas puntocom y desapareció en el año 2001. Tuvo un efímero relanzamiento en 2007, cuando se integró a la comunidad virtual de Second Life. Ahora me parece que ambas pasaron a mejor vida. Kyoko Date contaba con ficha personal detallada: peso, altura, tipo de sangre. Un punto de vista masculino de la mujer ideal japonesa.

Lily Chou Chou/ All about Lily Chou Chou (2001): Shunji Iwai propone una artista musical que logra captar la atención de los adolescentes por medio de la melancolía. En toda la película la cantante como tal nunca aparece, salvo por videoclips emitidos en una pantalla gigante, lo que aprecio ( juicio personal) como una metáfora de la naturaleza virtual (y etérea) de la propia Lily. Su esencia prevalece a través de los audífonos y los sitios de chat en Internet.

Gorillaz/ (2001): Agrupación virtual, primera en producir videoclips completos con dibujos animados. 2D, Murdoc Niccals, Noodle y Russel Hobbs saltaron a los Récord Guiness por ser la banda virtual más exitosa: 6 millones de discos vendidos en una buena excusa. Fragmento de uno de sus conciertos en vivo, increíble:

No es el listado más completo ni el único, así que está abierto a sugerencias y correcciones. Lo cierto es que el 31 de agosto se ha convertido en una fecha especial para la comunidad geek. El segundo aniversario de Hatsune Miko fue transmitido por el popular sitio Nico Nico Douga, el YouTube de Japón, más o menos a las 4 de la madrugada de este lunes, muy tarde para desvelarse y muy temprano para levantarse. Por el momento resta esperar que las primeras evidencias del gran suceso trasciendan las fronteras geográficas y el resto del mundo pueda ser testigo de un evento inolvidable.

viernes, 21 de agosto de 2009

Canaan

En la actualidad, pocos estrenos de anime pueden justificar su emisión al aire con la calidad como principal sustento. Canaan no sólo se apoya en un nivel de producción cercano al cine, sino que además posee un concepto sólido: 428: In a Blockaded Shibuya, novela visual aclamada por la critica de videojuegos con un puntaje perfecto otorgado por Famitsu Weekly, la revista especializada de mayor circulación de Japón. Casi nada.

Opening Theme: Mind as Judgment by Faylan

Cuando terminé de ver Shanghai Carmesí, el primer capítulo, supe que estaba frente a algo trascendente pero sin saber todavía el porqué. Tuve esa extraña sensación de haber asistido (y sin darme cuenta) a 24 minutos únicos y excepcionales, tanto, que merecían una relectura a detalle para hallar el origen primario - sensorial que solo he experimentado en contadas ocasiones. Después de analizarlo un par de veces más, identifiqué rastros que explican mi grata impresión hacia esta serie. He aquí los resultados:

Sinopsis:
La estructura de la historia hace recordar el barullo montado por los personajes de Baccano!, salvo que en esta ocasión no intervienen nigromantes ni alquimistas sino más bien periodistas, mercenarios y terroristas. Minoru Minorikawa y Maria Ozawa se dirigen a Shanghai para cubrir el Sukhavati (en alusión a la Tierra Pura del Buda Amitabha), un ritual chino de 4000 años de antigüedad, nada importante que les permita acceder al círculo del periodismo serio. La frustración de Minoru empeora al notar la inexperiencia de Maria, apasionada fotógrafa de profesión: "Creo que la fotografía es como tomar prestados los ojos de alguien más".

Logotipo y personajes principales.

La introducción de Canaan y Alphard es sincronizada. Protagonista y antagonista. Rojo y Azul. La primera es una víctima cuyo pasado fue arrebatado por la guerra; y la segunda, una derrotada que perdió su pasado en una lucha por poder. Ambas son guerreras marcadas por la destrucción y comparten un renacimiento similar, sin embargo, se distancian una de la otra por el bando que eligieron como redención de sus heridas. Su confrontación dicta la línea argumental de la serie.

El festival convoca multitudes y Shanghai se convierte en el epicentro de las acciones. Entre los arreglos finales para el festejo nocturno se aprecia una trama paralela, sangrienta y misteriosa, que logra pasar desapercibida para los asistentes comunes. La capital económica de China además, es sede de la Reunión Internacional Anti Terrorismo, así que el movimiento clandestino tiene un motivo más que festivo.

Comentario:
El color adopta un papel trascendental desde el primer capítulo y debemos tomar en cuenta que la fotografía, pasión de Maria Ozawa, también es conocido como el arte de pintar con la luz. Canaan es sinestésica, es decir, tiene la capacidad de mezclar impresiones de sentidos diferentes (visión, audición, gusto, tacto y olfato). Entonces, puede ver sonidos, oír colores o saborear objetos. Si prestamos atención a algunos diálogos, es posible detectar figuras retóricas tales como: "Puedo sentir vida" (tacto y sensación interna); "Quiero tocar su resplandor" (tacto y vista); "Dulce susurro" (gusto y oído). De esta forma, el simbolismo literario refuerza todavía más esta obra maestra de animación.

El color rojo predomina mas no satura. La armonía más perfecta de acuerdo a la teoría del color es el rojo, blanco y azul. Las banderas de Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos lo confirman. La dualidad propuesta entre Canaan y Alphard también.

La calidad obliga revisar el staff de producción. Dirige Masahiro Ando, por su trayectoria un verdadero monstruo de la industria. Ha participado como animador en largometrajes como La Rosa Magnética de Memories, Jin Roh, Cowboy Bebop y Ghost in the Shell; y como director de episodios en Full Metal Alquemist, True Tears y Canaan. Alterna honores con Yoshiyuki Asai, Takefumi Anzai y Yoshiyuki Yahagi.

La herencia estética de Cowboy Bebop y Ghost in the Shell es más que evidente. Como la serie así lo exige, Masahiro Ando rescató la esencia mística del Hong Kong tradicional y lo adaptó al Shanghai moderno. Al involucrar ataques de bioterrorismo fue obvio acudir a la cinta del caza recompensas Spike Spiegel, sin perder de vista la acción envuelta en llamas. Shanghai Carmesí es un episodio al que no le falta nada, todo tiene su razón de ser.

Ending Theme: My heaven by Annabel

Por ahora se han emitido 7 episodios, una reseña fuera de tiempo, pero que valió la pena esperar. Para octubre de este año se espera el estreno de tres películas que recapitulen los 13 capítulos propuestos para televisión. Y lo acepto, calidad como la desarrollada en el Project Canaan se merece los 35 mm en pantalla. Dudo que todavía exista alguien que haya pasado por alto este estreno de verano, pero por si acaso, no duden en ocupar su tiempo en la red disfrutando de esta maravilla, que dicho sea de paso merece un desglose analítico más extenso y detallado. Esto apenas fue un esbozo.

domingo, 16 de agosto de 2009

Comiket 76

La única forma de dar cuenta de la convención de cómic (amateur) más grande del mundo es a través de los asistentes, quienes no dudan un instante en asarse bajo el sol de verano con tal de adquirir las obras publicadas por los círculos editoriales, algunos artistas emergentes y uno que otro consolidado.

Entre las reseñas habituales siempre resalta la larga espera para conseguir entrar. Desde muy temprano las líneas ferroviarias con dirección a Odaiba se atascan; si agregamos que Tokio figura entre una de las ciudades más pobladas del mundo, la suma de pasajeros se multiplica. Encima, no basta con llegar temprano, aún para los primeros de la fila es de ley que debes esperar cuando menos 3 horas para acceder a la tierra prometida. Una imagen habla por sí misma:

Foto de Anime Pulse

Pero tal vez una fotografía no sea suficiente. ¿Qué tal una temperatura superior a los 30° centígrados y un avance promedio de un metro lineal por cada diez minutos? ¿No se lo imaginan? Tal vez tanta televisión e Internet sean la causa, pero al mismo tiempo la solución, ya que un enlace televisivo, con vista aérea y tomas al interior de Big Sight ilustra la magnitud del evento:

¡Ni en los estadios de futbol he visto tal cantidad de gente!

Esta evidencia me siembra muchas dudas sobre considerar una visita a la Comiket como una opción turística, siempre y cuando se considere al turismo como un escape del estrés cotidiano. He repetido este video como diez veces y no deja de sorprenderme. ¡No hay palabras para abarcar el poder de convocatoria! Me encuentro en la paradoja de sentimientos encontrados: berreo por no poder asistir a una Comiket y me alegro de no sufrir el infierno en carne propia. Con esto, resuelvo en minimizar mis desventuras abordo del transporte público y apoyar la sabia máxima: cuando crees que las cosas van mal, recuerda que siempre pueden empeorar.

domingo, 9 de agosto de 2009

Atomix o el fin de los tiempos impresos

A principios de 2009, las notas sobre cierres de periódicos históricos en Estados Unidos se sucedían continuamente, y a poco más de la primera mitad del año lo siguen haciendo. Para un modelo comercial que basa su sobrevivencia en la venta de espacios publicitarios, la gran crisis económica, que se alarga desde 2008, ha significado un golpe definitivo que obliga a los involucrados en la industria de la información a integrarse de inmediato a la convergencia digital o desaparecer completamente.

Para las nuevas generaciones, actuales y futuros consumidores de información, la experiencia temporal de la noticia se ha transformado de tal suerte que la frase para ayer es tarde cobra especial relevancia en la era digital. Antes, para ponernos al tanto del acontecer mundial había que esperar el noticiero nocturno de radio y televisión, la mañana del siguiente día para enterarnos a detalle del conflicto bélico en en turno o de la catástrofe natural en Asia. Las redacciones aguardaban hasta la madrugada para obtener la información más reciente e incluirla en la tirada de ése día. Hoy es completamente distinto.


Las declaraciones de tal o cual personaje se publican on line justo el instante después de haber sido pronunciadas, si la importancia es trascendente se emiten en vivo por radio y tv, y no sólo por las cadenas comerciales, sino por medios independientes que explotan al máximo el potencial del streaming en la red. ¿A qué viene todo esto? A que hace un par de días la revista de videojuegos Atomix, de referencia obligada en México, ya no aparecerá impresa nunca más y el mismo staff lo confirma de la siguiente forma: "Los tiempos cambian, (..) y también la industria de los videojuegos. Hoy nuestros consumidores (los mismos poseedores de consolas de videojuegos) han cambiado también. Están conectados todo el tiempo a internet, revisan información en sus celulares, están en movimiento y quieren la información rápidamente".

Es sano que Atomix no se ande con rodeos y no trate de explicar el cierre de impresión solamente con y debido a circunstancias económicas (de por sí implícitas). Afrontan la realidad y vislumbran el futuro con una renovación a todas luces necesaria: "La decisión que hemos tomado significa en pocas palabras que nos enfocaremos al 100% en los 700,000 usuarios únicos por mes que tenemos en nuestra comunidad en línea Es imposible ignorar una comunidad tan grande como esta, y es momento de darle toda la atención que requiere".


¡Que distinto de tantos medios tradicionales!, que en su necedad de mantenerse a flote advierten a los cuatro vientos: nos van a extrañar cuando ya no estemos. Por lo pronto, esta fase del periodismo de videojuegos en México no está acompañada de lágrimas, temor y nostalgia, sino de nuevos bríos propios de los nativos digitales que dominaremos el mundo de la información en adelante.

Si bien es cierto que mi etapa gamer se quedó varada en los 8, 32 y 64 bits, ahora asumo mi condición de video jugador ocasional con esta noticia, que seguro ya dicta las discusiones de los actuales fanáticos de las consolas de nueva generación.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Una Joya en el Palacio

El lunes 13 de julio, el Canal 34 del Sistema de Radio y Televisión Mexiquense estrenó el dorama surcoreano Una Joya en el Palacio (Dae Jang Geum), producción de la cadena MBC de 54 episodios que se transmitiera en su país de origen entre el 2003 y 2004. Con rotundo éxito, la serie trascendió fronteras, primero en el continente asiático y más tarde en Oceanía y Estados Unidos. Este acontecimiento se suma a la denominada Ola Coreana, concepto que gracias al fenómeno de la globalización ha alcanzado latitudes insospechadas, como es el caso de México.

Dirección, actuación, fotografía, vestuario, musicalización, ingredientes de una receta muy bien sazonada.

La historia es protagonizada por Jang Geum, joven aprendiz de la corte que desde niña busca convertirse en la encargada principal de la cocina real. El contexto histórico se remonta 500 años en el pasado, durante la hegemonía de la Dinastía Chosun, en la que imperaba una estricta jerarquía social dominada por los hombres, y donde obviamente las mujeres apenas tenían cabida. El argumento se basa en la vida real de una mujer que a pesar de las adversidades llegó a ocupar el puesto de médico particular del rey, posición hasta ese entonces exclusiva para los hombres.

La baja calidad de los melodramas mexicanos actuales, alguna vez considerados los mejores de todo el mundo, ha obligado a las audiencias a buscar refugio en otras opciones más reales y menos trilladas. En México, tanto el género (telenovela), como el medio (televisión), han sido objeto, con justa razón dadas las circunstancias de pobreza y analfabetismo, de fuertes criticas y reclamos por parte del sector intelectual: que si embrutecen al pueblo, que si refrendan la ideología elitista y conservadora. El factor que propicia tales sentencias radica en la acumulación de poder en unos cuantos, que a su vez ha desembocado en un monopolio controlado por dos empresas que acaparan cerca del 95% de las concesiones comerciales de televisión.


Entonces, los vicios del poder e intereses particulares son completamente ajenos al género y al medio antes citados, por lo tanto son formas y vías válidas para contar y transmitir historias (que éstas últimas sean chafas, predecibles, tontas y banales es otra cosa). Por tradición histórica, también en México es común asociar la telenovela con las clases sociales bajas, de educación limitada sino es que nula, vínculo acentuado con la exquisita frase de Emilio Azcárraga Milmo, fundador de Televisa: "Yo hago televisión para jodidos, porque México es un país de jodidos".

En todo caso, me queda claro que Una Joya en el Palacio supera por mucho el estándar de calidad e inteligencia propuesto por Televisa. Basta con apreciar una sola secuencia de este drama, la que sea, para identificar tal cantidad de información e hipertextos histórico/culturales que es necesario un nivel de atención notable para no perder pista de nada. Es una cátedra de cómo hacer televisión de calidad, rompe lugares comunes como: la cultura no vende, no es atractiva o no interesa al televidente. La perpetuidad inalterable de estas falacias solo es posible gracias a la monotonía de los contenidos, acaparados en su producción y distribución por el duopolio que todos conocemos ¿Cómo va a interesar la cultura sino se hace el intento por transmitirla?


De nueva cuenta estamos hablando de televisión pública, Canal 34 depende de presupuesto estatal por lo que su capacidad financiera no se compara con las emisoras comerciales. No obstante, el apoyo otorgado por parte de la Embajada de la República de Corea hace posible que Una Joya en el Palacio sea transmitida de manera gratuita en el Estado de México y parte del Distrito Federal. El tiempo arrojará cifras concretas, pero intuyo que los niveles de audiencia serán satisfactorios, porque la calidad, tarde o temprano, se impondrá a la necedad industrial de hacer dinero a través de la telebasura que empobrece el espectro televisivo nacional.

domingo, 2 de agosto de 2009

Haruko Momoi México Performance

Llegué derrapando, sobre la hora acordada. Mi travesía incluyó atravesar por cuatro estados de la República y dividir de norte a sur la Ciudad de México, pero al final conseguí asistir al concierto de la Reina de Akihabara en la Expo Comic Poder Joven de verano. Ahora, justo en los primeros minutos del domingo la épica cobertura rinde frutos.

Confieso que no conozco la obra íntegra de Haruko Momoi, acaso algunos opening, pero entre el público asistente logre observar a verdaderos fans que deletreaban, sin titubeo, la letra y coro de las canciones interpretadas sobre el escenario. La zona preferente fue apartada para el wotagei (?): suerte de coreografías montadas por acérrimos seguidores de las idol japonesas. Lo consideré justo, ya que son más conocedores que el resto de los espectadores; lo que no me agradó fue que los que consiguieron estar en primera fila, no contentos con el privilegio, se montaron sobre las barras de seguridad y tapaban buena parte del espectáculo. ¡En fin!


Comparto el video que subí a mi cuenta de YouTube. Perdón por el audio, pero les aseguro que no fue mi culpa, ni de la cámara, ni del enconding, sino de los subwofers del sonido en vivo, que sobrepasaron la capacidad del micrófono integrado, supongo que la acústica se vio alterada debido a que el escenario se encontraba al aire libre.

Hoy finalizan las actividades de la Expo Comic, nada confirmado sobre otra posible aparición de Momoi en el programa, pero me inclino por otra ronda melódica estilo idol. ¡Por allá nos vemos!